Carácter propio

Apasionados por nuestro tiempo, los Amigonianos estamos llamados a ser hermanos en medio de este mundo plural, acogiendo y acompañando, especialmente a jóvenes y niños, en su crecimiento como personas libres y autónomas, defendiendo siempre sus derechos y su dignidad y ayudándoles a encontrar un sentido a su vida.

Desde el inicio de la Congregación, nuestras comunidades acogieron con compasión a jóvenes con problemas de conducta, con problemas familiares, con problemas de adicciones, jóvenes en conflicto con la justicia, vulnerables por su situación social y económica, niños de la calle, niños maltratados y también menores maltratadores.

Trabajamos POR ellos, PARA ellos, pero sobre todo CON ellos. Ellos y ellas son portavoces de nuestro mundo, les pertenece ese mañana que podrán construir si sabemos darles razones y motivos para creer, en primer lugar, en ellos mismos.

Nuestra presencia se hace visible en:

• Centros de acogida de menores
• Centros de reeducación
• Centros de día
• Programas de prevención y atención de menores
• Programas de rehabilitación
• Programas de violencia filio-parental
• Colegios amigonianos
• Parroquias

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1