¿La persona, centro de la Bioética? Retos para hoy

 

El pasado día 25, último martes del mes de abril, en la Parroquia Madre del Dolor-Colegio Fundación Caldeiro, dentro del ciclo “El último martes con los primeros“ se impartió, por parte de la Hermana Margarita Bofarull, rscj, la conferencia que llevaba por título “¿La persona, centro de la Bioética? Retos para hoy”.

Nacida en Barcelona, a los 24 años y ya con el título de Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona, Margarita ingresó en la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús. Ha ejercido como médico en diversos centros socio-sanitarios de su ciudad natal y es Postgrado en Medicina Tropical por la Universidad de Barcelona.

En otro orden, es Licenciada en Teología, especialidad Moral, por la Facultad de Teología de Catalunya, donde ejerce como profesora, además de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) de El Salvador, universidad que en 1989 desgraciadamente se hizo famosa por el asesinato de los Jesuitas Padre Ignacio Ellacuría y compañeros.

20170503Ultimomartes2

Dentro de su Congregación, Margarita ha ostentado cargos de responsabilidad siendo Provincial de la Provincia de España Norte. En el año 2009 es elegida Vocal del Patronato del Instituto Borja de Bioética, el primer centro de bioética de España, integrado en la Universidad Ramón Llull, siendo elegida Presidenta del mismo en diciembre de 2011. También ha sido vicepresidenta de CONFER España desde noviembre de 2009 al 2013.

Es en ese año 2013 cuando Margarita es nombrada por el Papa Francisco miembro correspondiente de la Pontificia Academia para la Vida. Los objetivos de la Academia son: estudiar, informar y formar sobre los principales problemas de biomedicina y de derecho, relativos a la promoción y a la defensa de la vida. La Pontificia Academia para la Vida está compuesta por 70 Miembros -nombrados por el Papa-, que representan las distintas ramas de las ciencias biomédicas y aquellas que están estrechamente relacionadas con los problemas que afectan a la promoción y defensa de la vida.

Comenzó su conferencia afirmando que la persona ha de ser siempre el centro de cualquier reflexión ética. Esto contrasta bastante con las sociedades en que vivimos donde no siempre la persona es el centro. La más de las veces el centro es el poder económico. Muchas decisiones se toman no pensando en el bien común, no en el bien de la persona sino en un aumento de poder y poder económico.

20170503Ultimomartes3

La función de la Moral no es poner límites. La función de la Moral y de la ética es garantizar una vida feliz para la persona humana. Sabemos por experiencia que no todo nos hace felices y por tanto la Moral tiene que ver con la libertad, con la libertad que tenemos para elegir. Donde hay libertad hay responsabilidad ética. Pasó posteriormente a definir el término “ética”. Proveniente del griego y significando costumbre, la ética tiene que ver, desde su origen, con la felicidad, siendo la aspiración de todo ser humano. Hizo un recorrido por varios autores y filósofos tanto de la actualidad como de la antigua Grecia.

La raíz de muchas de las insatisfacciones que padecemos, dijo, parte del hecho de que hemos perdido el sentido comunitario y social. Estamos hoy en día ante un individualismo muy feroz. Cuando estamos en el ámbito del “sálvese quien pueda” al final esto nos perjudica a todos. Ya que vivimos en un mundo que es la casa común. No podemos entendernos al margen de los demás.

De las diferentes definiciones y afirmaciones se llegó a una conclusión con palabras del Pedro Casaldáliga: “tenemos que humanizar la humanidad viviendo la proximidad”. Hay cosas que solo un ser humano puede dar a otro ser humano. Completó este pensamiento con la afirmación del P. Ignacio Ellacuría que decía que la Moral es “hacerse cargo de la realidad, cargar con ella y encargarse de ella”. El Buen samaritano es el resumen ético. Y esto al final es lo que nos hace felices. Viviríamos más felices si tuviéramos conciencia de que hemos de vivir en sociedades compasivas. En medio de personas que cargan y se encargan de nosotros y nosotros de ellos.

20170503Ultimomartes4

Pasó posteriormente a definirla la Bioética. La Bioética es la rama de la ética que se dedica a proveer principios para la correcta conducta humana respecto a la vida, tanto la vida humana como la no humana, así como el ambiente en el que pueden darse condiciones aceptables para la vida: todo el ámbito de la ecología.

El término bioética quedo muy circunscrito en su principio al ámbito de las ciencias de la salud. En el ámbito de la medicina siempre ha venido regulada en occidente por el juramento hipocrático. En el juramento hipocrático están contenidas las bases que han servido para dilucidar problemas que se encontraban muchos médicos en su práctica asistencial.

Durante muchos años se combina el conocimiento biológico con el conocimiento del sistema de valores humanos, poniéndolo en diálogo, porque durante mucho tiempo se creyó que la ciencia era neutra. La ciencia en teoría es neutra porque describe la realidad pero la ciencia aplicada y, lo que vivimos ahora, la tecnociencia, no tiene nada de neutro. Hay que poner valores para decirle a la ciencia tecnológica por dónde queremos ir.

Expuso a continuación los cuatro principios de la bioética: Autonomía, Justicia, Beneficencia y No maleficencia. Los cuatro principios son iguales, pero en la práctica el principio de “Autonomía” es el que está teniendo más fuerza en la sociedad anglosajona y también en Europa. Se define como la capacidad que tenemos las personas de actuar con conocimiento de causa y sin coacción externa. Este principio se está llevando a extremos que nos está llevando a individualismos y a comportamientos muy poco comunitarios. Mi vida no es solamente mi vida, es nuestra vida. Todo lo que hacemos afecta a toda la sociedad.

20170503Ultimomartes5

Otro principio es de “No maleficencia”. Lo primero es no hacer daño. Otro principio es la “Beneficencia”. Hay que busca promover el bien, promover la realización de los demás. Según este principio los profesionales han de poner sus conocimientos y su práctica al servicio de la persona que vive el trance doloroso de la enfermedad respetando el derecho que la persona tiene de decidir sobre sí mismo y la práctica que se le ha de realizar. El principio de “Justicia” que se define como la distribución equitativa de derechos, beneficios y responsabilidades o cargas entre miembros de la sociedad.

A nuevas posibilidades y nuevas responsabilidades. Se presenta el dilema de quién es mi prójimo. Hasta ahora el prójimo es el que comparte mi vida cercana o lejana. Desde los nuevos experimentos también hemos de pensar que mi prójimo también es el que puede nacer en tres generaciones. Ahora estamos en condiciones de hacer modificaciones que las van a padecer terceras generaciones. Por ejemplo, modificaciones genéticas. No se puede trastocar genomas alegremente. Mis actos, nuestras decisiones tienen repercusiones en un futuro. El prójimo no solo es mis contemporáneos. Son también los que nos van a suceder.

Hans Jonas que en su libro “El principio de responsabilidad” dirá que “si no somos capaces de renunciar a ejercer todo el poder que tenemos podemos poner en peligro el futuro de la vida sobre la tierra”. La Ética ha de ser un garante de felicidad. A veces poner un límite no es estropear la fiesta, sino garantizar una fiesta feliz para todos. Que haya moratorias científicas según qué, es una buena noticia. Que las investigaciones estén sujetas a valores nos debería dejar más tranquilos. Existen muchos retos: Retos de sostenibilidad del plantea, el trashumanismo, retos en la gratuidad de la vida humana. Hemos llevado el materialismo y el consumismo al ámbito de la vida humana: los niños se compran y se venden.

Dio fin a su conferencia con la afirmación con la que había comenzado: “la persona ha de ser siempre el centro de cualquier reflexión ética y la función de la Moral y de la Ética es garantizar una vida feliz para la persona humana”. Posterior a la conferencia se abrió el turno de preguntas. Cada pregunta nos llevaba a diferentes temas que por la brevedad del tiempo no se podían desarrollar ampliamente. Con la satisfacción de los oyentes y deseando seguir profundizando en el tema, concluyó este “último martes con los primeros”.

Por José Ignacio Trueba

Más noticias recientes...

VII Congreso de la Escuela Superior de Estudios Franciscanos
26 May 2017

  "Y todos sin excepción llámense Hermanos Menores (RNB 3,3), unidos por la Fraternidad". Este ha si [ ... ]

Iniciación a la Pedagogía Amigoniana en Bilbao
22 May 2017

  Veinticinco educadores de nueva incorporación de los Centros Residenciales Udaloste y Zabaloetxe han part [ ... ]

Gran éxito del musical "Hijo de hombre"
10 May 2017

  Los pasados 28, 29 y 30 de abril los jóvenes de la parroquia Monte-Sión de Torrent representaron e [ ... ]

IV Encuentro Interdiocesano de Infancia y Juventud
05 May 2017

  Del 28 de abril al 1 de mayo hemos celebrado en el Seminario San José de Godella el IV Encuentro Interdio [ ... ]

Formación en Liderazgo Amigoniano
03 May 2017

  Veinticinco directivos amigonianos de Valencia, Castellón, Alicante, Vizcaya, Navarra, Cantabria, Albacet [ ... ]

¿La persona, centro de la Bioética? Retos para hoy
03 May 2017

  El pasado día 25, último martes del mes de abril, en la Parroquia Madre del Dolor-Colegio Fundaci& [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1