Recordando al P. Guillermo Casas

 

El pasado sábado, día 6 de octubre, fallecía a los 97 años de edad, nuestro querido hermano Fr. Guilermo Casas Ferrer, miembro de la comunidad Seminario San José de Godella. El P. Guillermo nació en Cuevas Labradas (Teruel) el 3 de enero de 1921, hizo su Primera Profesión el 9 de septiembre de 1939, sus Votos Perpetuos el 9 de septiembre de 1944, y su Ordenación Sacerdotal tuvo lugar el 6 de abril de 1946.

En la vida del P. Guillermo Casas Ferrer se pueden distinguir claramente dos grandes épocas. La primera -la más larga- abarcaría hasta el año 1981, iniciándose, desde este año, la segunda, que fue sin duda la más intensa y significativa.

20181011Guillermo2

Durante su primera época, el P. Guillermo -siguiendo con pasmosa fidelidad la estela de los religiosos que conoció durante su estancia en Godella (1932-1936), y en especial la del P. Francisco de Ayelo, a quien tuvo como prefecto de postulantes y, aunque por pocos días, como maestro de novicios- se distinguió por testimoniar, hechos vida en si mismo, los valores de la escrupulosa observancia religiosa y de la abnegación y sacrificio, que tanto había admirado en sus preceptores y que él se esforzó por imitar lo más fielmente posible.

Animado, pues , por el ejemplo de vida de aquellos religiosos -pertenecientes algunos de ellos a la primera generación amigoniana- y fortalecido su espíritu por las penalidades, contratiempos, peligros y disgustos experimentados en sus años de refugiado clandestino durante los duros días de la contienda civil española, su vida religiosa sobresalió fundamental en un primer momento por su ascetismo y escrupulosidad en la observancia de las prescripciones -incluidas las más nimias- que contemplaban nuestra Regla y Constituciones.

Era, en este sentido, tan estricto que, aún siendo superior del Filosofado de Hellín, comió más de una vez de rodillas en medio del refectorio comunitario, cuando su delicada conciencia le acusaba del más mínimo fallo. Y estas manifestaciones de su espíritu de sacrificio y fiel cumplimiento de las prescripciones causaron en su día admiración entre quienes convivían con él, por más que algunos de éstos no comulgaran con sus inclinaciones y actitudes ascéticas. Así era Guillermo en esta puro: un buen continuador de la corriente ascética amigoniana, que tuvo su primer y más representativo modelo en el P. Manuel de Alcaladí y que siguieron algunos otros, entre los que fue otro eslabón importante el mencionado arriba P. Francisco de Ayelo.

20181011Guillermo4

Con su destino a Norteamérica -en 1981- la vida del P. Guillermo fue experimentando paulatinamente un significativo cambio. Al contacto con la cultura propia del país -que tanto él como su “compañero de dichas y fatigas”, el P. Modesto, admiraron profundamente- y sobre todo desde que tuvo que hacerse cargo del cuidado y aseo de la anciana madre de la “benefactora” de aquella fundación, su misma personalidad fue experimentando poco a poco la asimilación de nuevos valores que, aunque no supusieron la renuncia a aquellos otros que habían venido marcando su trayectoria anterior, sí que los mitigaron un tanto y fueron dejando traslucir un talante que dejaba ver con claridad la profunda sensibilidad y humanidad que le eran propias, pero que había mantenido acalladas anteriormente. Todo ello propició también que empezase a mostrarse como persona mucho más sociable, dialogante y incluso alegre y festiva, que no sólo era capaz de contar chascarrillos, sino que era capaz de expresar su alegría y simpatía con risa abierta y sonora, que no dejaba de llamar la atención de quienes no lo había tratado desde hacía algunos años.

Hombre de profunda oración desde sus años jóvenes, lo continuó siendo a lo largo de su vida. Y en esto. Norteamérica no sólo no lo cambió, sino que, por el contrario, acrecentó incluso su intimidad con el Señor, que sabía expresar en la cordial e intensa dedicación pastoral que ejerció con el entorno y, en especial, entre los inmigrantes hispanos.

20181011Guillermo3

Encariñado con la persona del P. Fundador, al que conoció en Godella y de cuyos últimos días y funeral fue testigo, siempre procuró propagar con cariño su advocación y su Causa de Beatificación. Su intenso amor mariano lo plasmó especialmente, aparte de otros interesantes artículos salidos de su pluma, en loas meditaciones que compuso para el Viernes de Dolores y para el 15 de septiembre en si libro Terciario Capuchino, medita.

Por P. Juan Antonio Vives

Más noticias recientes...

Perspectivas y desafíos de futuro de la Pedagogía Amigoniana
14 Nov 2018

  El 3er Congreso Internacional de Pedagogía Amigoniana bajo el lema “Perspectivas y desafíos en el siglo XXI [ ... ]

Encuentro de Superiores Locales 2018
02 Nov 2018

  Los días finales del mes de octubre han sido elegidos habitualmente para celebrar la reunión de superiores. Es [ ... ]

Formación en intervención y mediación familiar
30 Oct 2018

  Veintisiete educadores amigonianos de Alicante, Castellón, Valencia y Madrid han participado en la tercera tand [ ... ]

Encuentro de la Familia Amigoniana en Madrid
22 Oct 2018

  Ya por segunda vez, y esto se hará tradición, fuimos convocados por la misión Provincial de Familia Amigoni [ ... ]

“Lo amigoniano está en mi identidad más profunda, sólo ha cambiado el ...
19 Oct 2018

  Mons. Bartolomé Buigues ordenado obispo de Alajuela (Costa Rica) el pasado mes de mayo, ha estado de visita en [ ... ]

XXV Encuentro Nacional de Educadores Amigonianos
16 Oct 2018

  Los días 4 y 25 de noviembre tendrá lugar, en el salón de actos del legio Fundación Caldeirode Madrid, e [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1

Para ofrecer los servicios de la web http://www.amigonianos.org y poder administrar la página, TERCIARIOS CAPUCHINOS PROVINCIA LUIS AMIGÓ utiliza cookies propias y de terceros.
Sólo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web y ver toda la información y servicios. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, coinsulte la política de cookies.