Un ambiente de fe en el que nos sentimos profundamente acompañados

 

Esta es la síntesis que hago de la convivencia nacional de JUVAM´17 en Caldeiro – Madrid, en el cual hemos participado cerca de treinta jóvenes durante el pasado fin de semana del 27 al 29 de octubre. Una experiencia siempre nueva de la cual vuelvo muy contento, pues puedo decir que hemos vivido un ENCUENTRO con mayúsculas. El ambiente ha sido el de hermanos que se alegran al verse de nuevo, lleno de buenos momentos, unidos en un solo grupo que ha buceado en eso de la fe, escuchándose y dialogando, construyendo juntos, compartiendo con la naturalidad y frescura de aquellos que buscan sinceramente a Cristo.

Todo comenzó la noche del viernes con una oración que nos ayudó a tomar conciencia de cuál era el motivo o los motivos que nos habían traído hasta aquí: Dios, la iglesia, los amigos, o el sentimiento de familia. Todos ellos válidos y lo más importante, complementarios, pues sobre ellos se edificarían los dos días que nos quedaban por delante.

20171103ConvivenciaJUVAM2

El sábado a la mañana nos dividimos en dos grupos: los más jóvenes y los menos jóvenes. En ambos hicimos un rato de reflexión con un texto y luego puesta en común. La de pequeños tomó un cariz especial pues fue un debate a dos bandas muy divertido y trabajado, en el que tuvieron unos que defender su fe y otros su presunta falta de ésta. Después nos pusimos manos a la obra con lo que sería el hilo conductor del día, una carta “anónima” sobre nuestra vivencia personal de fe: ¡Que nervios! Fue difícil escribir esas líneas, tan llenas de sentido… a la vez que un soplo de aire por sacar lo que llevamos dentro.

A la tarde llegó la hora de poner en práctica lo aprendido realizando seis cortos sobre el tema de la convivencia que pudimos visualizar (y reírnos) a la noche. Tuvimos un rato para contestar la carta anónima que recibimos, haciendo una especie de feedback a ese desconocido que compartía con nosotros sus inquietudes.

20171103ConvivenciaJUVAM3

Disfrutamos también de una breve ponencia sobre la oración por parte de Chivite (ex-Juvam), quien compartió con nosotros su saber y experiencia, desde la humildad de quien anhela ponerse en presencia de Dios. Concluyó con cuatro puntos que resumen para él como debe ser la oración:

  • Confiada: abandonarse en Dios, ponerse en sus manos de Padre
  • Constante: coger hábito, ser fieles a nuestra “cita” con Él
  • Coherente: desde la honestidad, no engañarnos
  • Conformada: dejar que la oración me transforme

Por la noche hicimos una oración en la cual cada grupo puso su granito de arena: unos preparando la liturgia, otros la ambientación y, otros haciendo unos salmos que os dejo a continuación, expresión de lo que cada uno quiso decirle a Dios. Antes de finalizar la oración cada uno cogió la carta que le habían respondido, viéndose entre los presentes alguna lágrima, caras de sorpresa e incluso de intriga. Concluida la cena hubo tiempo para hablar, compartir, jugar a la pelota e incluso ver unas películas.

20171103ConvivenciaJUVAM4

Sin darnos cuenta nos plantamos en el domingo. La mañana dio para mucho, pudimos disfrutar de dos testimonios de fe y acompañamiento: el primero de María “la Chiqui” de Caldeiro, quién nos contó su asombrosa experiencia vocacional, como descubrió que la clave no estaba en lo que uno hace sino en el desde dónde lo hace. Compartió con nosotros lo que supone vivir la alegría de saberse amado por Dios, dejándonos alguna perla como esta: “Mi fe ha cambiado en el ser más receptivo a la hora de escuchar a Dios”. El segundo David “Fu” de Caldeiro. Él nos habló de los miedos que podemos tener, los peros que ponemos al plan de Dios en nuestra vida. Nos dejó frases como esta: “Mi vida era mediocre porque yo no era auténtico. Algo me decía que no siguiera siendo así”.

Al concluir los testimonios nos reunimos brevemente por lugares de origen para perfilar nuestro compromiso y proyectos. Cerramos la convivencia con la Eucaristía, celebrada como acción de gracias por todo lo vivido, pidiendo perdón por nuestros peros en los grupos y, recordando fruto de las lecturas que el mandamiento más importante es: Amarás. Un amarás que tiene una triple dimensión. Ámate. Ámale. Ámalos. Un amarás que no es una ley, que no funciona por un “hay que…” sino que hago las cosas (ir a Juvam, ser catequista, celebrar la misa dominical, ayudar en casa, etc.) porque necesito de este amor. Del amor de Dios.

20171103ConvivenciaJUVAM5

Concluyo la crónica con otra frase de María “la Chiqui”, que espero os ilumine tanto como a ella le ilumina la Palabra de Dios: “eres incapaz de querer a otro si antes no te quieres a ti mismo. Si no te conoces no te puedes querer. Desmontarte, conocerte bien y aceptarte cómo eres. Dios es un foco que cuando proyectamos en Él nuestras preguntas, ilumina nuestras respuestas”.

fr. Jorge Iván Cervera

Más noticias recientes...

P. Urbano: Personalidad fuerte y sensibilidad fina
14 Dic 2017

  El P. Urbano García Revillanació en Los Tremellos (Burgos) el 28 de noviembre de 1930. Tenía doce años, cua [ ... ]

Juntos peregrinando
11 Dic 2017

  Las comunidades del Saltillo y de Torrelavega aprovechamos el día 7 de diciembre para disfrutar juntos de un en [ ... ]

Bodas de Oro Sacerdotales del P. Cruz Goñi Paternáin
07 Dic 2017

  El P. Cruz Goñi Paternáin, religioso amigoniano, celebró el pasado domingo 3 de diciembre sus as de Oro de [ ... ]

“La educación se basa en la confianza de que los alumnos pueden cambia...
27 Nov 2017

  Más de 250 educadores y profesores amigonianos han participado los días 25 y 26 de noviembre en el Colegio P.  [ ... ]

Se amplía la Comisión de Protección de la Infancia y la Adolescencia...
22 Nov 2017

  El Gobierno Provincial de los Amigonianos, así como el Patronato de la Fundación Amigó, han apostado por darl [ ... ]

Inauguración del Centro Zagal en Abidjan
21 Nov 2017

  El pasado jueves 16 de noviembre tuvo lugar en Abidjan la inauguración oficial del Centro Zagal que cuenta con [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1