José María Sanchis Mompó, fray Gabriel Mª de Benifayó ya como religioso, nació el 8 de octubre de 1866 en Benifayó de Espioca, diócesis y provincia de Valencia. Sus fueron padres Gabriel y Vicenta.

 En su pueblo natal aprendió las primeras letras y se ejercitó en el oficio de carpintero, que practicó hasta los veinticinco años, edad en la que decidió ingresar en la orden.

El 24 de junio de 1890 hizo su primera profesión religiosa en manos del Venerable Luis Amigó y el 15 de agosto de 1896 emitió sus votos perpetuos. Llamado a servir al Señor desde la primera hora de la Congregación de los Terciarios Capuchinos, en su dilatada vida recorrió la mayor parte de las casas de la misma, simultaneando generalmente su ministerio de administrador con el oficio de carpintero.

Los últimos trece años de su existencia los pasó en la casa noviciado de Godella, Valencia, donde dio muestras de sus habilidades como ayudante de administración y su destreza en el trato de la madera. Y fue allí donde le sorprendió la contienda.

El 25 de julio de 1936 abandonó la casa noviciado dirigiéndose a su pueblo natal en busca de lugar más seguro. Halló piadosa acogida en casa de su sobrina Florencia Sanchís. El 14 de agosto fue sacado violentamente de casa de su sobrina y recluido en la cárcel del pueblo. Y antes del amanecer del 16 de agosto, hacia las dos de la mañana, juntamente con cinco sacerdotes más, hijos del pueblo, fue sacrificado en la partida de La Coma, junto a la Masía de Espioca, y en el término de Picassent (Valencia).

Fray Gabriel fue un religioso muy afable, bondadoso y servicial. Asimismo, se manifestaba sumamente piadoso. Era la imagen del hermano franciscano más popular. Fue un religioso humilde, alegre, amable y trabajador, que creaba fraternidad. De silenciosa dulzura, siempre manifestó una franciscana reverencia hacia los sacerdotes sus hermanos en religión.

Mártires amigonianos

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1