Géraud, Thespis y Michel, los neoprofesos de Benín

 

El pasado 15 de septiembre, con su profesión religiosa en Abomey-Calavi (Benín), tres nuevos religiosos ingresaron en nuestra Provincia Luis Amigó. La obediencia religiosa y las circunstancias de la vida les han destinado de nuevo a integrar la comunidad Mártires Amigonianos de Abomey-Calavi, donde iniciarán su etapa de juniorado y los estudios de Filosofía. A través de este artículo, queremos conocer un poco más a Géraud, Thespis y Michel.

Sèlonou Géraud AFIGNONZO

Géraud AFIGNONZO tiene 22 años y nació el 13 de octubre de 1998 en un pueblo que se llama Covè y que se encuentra en el centro de Benín. Hijo de Quentin AFIGNONZO-DEGBE y de Elisabeth Hortense Zinse, es el mayor de tres hermanos y tiene un diploma de Bachiller en Ciencias, y algunos conocimientos en informática, agricultura y granja, que adquirió antes de su ingreso en la Congregación.

20201005Novicios2

Conoció la Congregación en marzo de 2017 gracias a un amigo, junto a que visitó la casa de la comunidad, donde fueron recibidos por Fray Isaac Calvo Fuente. Reconoce que quedó muy impresionado por la calidez de su acogida y se dijo a sí mismo: <<Es aquí donde el Señor me quiere>>. Sin mucho reflexionar, le dijo inmediatamente a su amigo: <<Es aquí donde me voy a quedar>>”.

En el seguimiento vocacional con la comunidad, la primera cosa que le impactó fue la acogida calurosa, la proximidad y la fraternidad, además de la disponibilidad. “Ahora, en mi experiencia, puedo añadir la vida de familia, la alegría y la simplicidad, la misericordia y el amor hacia los jóvenes en la escucha atenta, la empatía y el servicio desinteresado, que son cosas que me han marcado el corazón”, añade.

20201005Novicios3

Durante su año de noviciado, cuenta que ha aprendido los fundamentos de la vida religiosa y sus exigencias; la regla franciscana, las Constituciones y el Directorio de nuestra Congregación. “He podido, además, mejorar mi vida espiritual y fraterna. He aprendido a priorizar mi vida personal, a aprovechar el tiempo, a interiorizar y vivir plenamente la soledad, a hacer vida de los consejos evangélicos, a descubrí los rasgos profundos de nuestro Padre Fundador y de la Pedagogía Amigoniana. El noviciado me ha permitido conocerme y descubrirme mejor”, explica.

Tras su primera profesión, destaca que su gran desafío actual es ser fiel a la vocación recibida y a su nuevo estado de vida: “Una vivencia adecuada de los consejos evangélicos, observando rigurosamente la regla, las constituciones y el directorio de mi congregación, y yo sé que debo mejorar día a día mi relación con el Señor, mi vida espiritual. Construir una vida fraterna auténtica en el espíritu amigoniano (trabajo espiritual y apostólico), para la propagación de nuestra vida amigoniana en Benín y en África”.

20201005Novicios4

Respecto a esta nueva etapa que comienza como religioso neoprofeso, concluye que espera “vivir con plenitud mi vida religiosa amigoniana, preparándome en los estudios necesarios para cimentar mis conocimientos académicos y pedagógicos. Espero contar siempre con el apoyo de mi comunidad local para alcanzar mis desafíos, para superar mis miedos y debilidades y para afianzar mi vocación. Estoy seguro que obtendré muchos elementos preciosos para forjar una vida religiosa auténtica y madura, y finalmente espero poder tener una buena y profunda experiencia pedagógica con “nuestros chicos”.

Sènandé Vidékon Thespis DOUSSOH

Thespis DOUSSOH es originario de Savalou, en el centro de Benín, más concretamente de Gobada, y nació el 15 de junio de 1990 en Gomé, comuna de Glazoué, en la región de las colinas. Su padre, Achille DOUSSOH, es educador jubilado, mientras que su madre, Assanatou KOTCHOFFA, es ama de casa. Tiene o tres hermanos y cuatro hermanas y estudió dos años de la Licenciatura en Química-Biología-Geología y dos años de la Licenciatura en Psicología y Ciencias de la Educación antes de conocer la Congregación.

20201005Novicios5

Fue en el año 2017, en su parroquia, la de San Antonio de Padua en Abomey-Calavi, donde conoció a la comunidad de Benín, que participaba todos los días en las misas: “Un día, el padre Sanctus Morand AVLESSI, que presidía la Eucaristía dominical, nos habló del amor misericordioso y de cómo los amigonianos tenían la misión de trabajar por y con los jóvenes desviados del camino de la verdad y del bien. Este fue el elemento que me motivó a acercarme y conocer más de cerca la Congregación. Después, viendo el modo de vida de los religiosos, su simplicidad y alegría, comencé el seguimiento vocacional y hoy estoy aquí, como un nuevo religioso que acaba de profesar sus primeros votos”. “Lo que más me ha impresionado es la espiritualidad y el carisma de los amigonianos, la sencillez, la humildad y los fuertes lazos de fraternidad entre ellos, mostrando siempre el amor misericordioso entre los mismos religiosos y en el apostolado”, explica Thespis.

20201005Novicios6

Sobre su año de noviciado, reconoce que le ha aportado muchas cosas buenas: “La primera, a aprender a vivir y a construir la comunidad; he descubierto quién soy gracias a la ayuda de mis formadores y, especialmente del maestro de novicios. El trabajo personal del noviciado me ha ayudado a sanar muchas de mis heridas y a comprometerme decididamente con toda libertad y responsabilidad en este estilo de vida”.

20201005Novicios7

“Ahora que empiezo con mucha alegría y esperanza mi juniorado, tengo muchas expectativas, como vivir concretamente todo lo aprendido en el noviciado, construir una vida fraterna auténtica, amar cada día mucho más mi congregación y donarme con disponibilidad para servir mis hermanos y la Iglesia y formarme competentemente en los estudios propios, para el servicio a los más pobres y necesitados, a los niños y los jóvenes”, concluye.

Messan Michel KPAKPO

Michel es natural de Cotonou, donde nació el 29 de septiembre de 1988. Hijo de Firmin KPAKPO y de Edith KPEHOUNTON, tiene dos hermanas y cuatro hermanos. “Mi familia no era muy creyente en mi infancia, pero el Señor nos dio la gracia de que mis padres se casaran por la iglesia católica en el año 2011”, explica.

En cuanto su formación, indica que, tras la obtención de su diploma de bachiller, “continué los estudios en Psicología, en Ciencias de la Educación y en Recursos Humanos, lo que me permitió tener una experiencia de trabajo en la administración pública. Y cuando me veía avanzar en este trabajo, el Señor me hizo un guiño, como a sus apóstoles, y me dijo: <<ven y sígueme>>”.

20201005Novicios8

“En mayo de 2016, fui a visitar a mi amigo Pacôme. En nuestra conversación tocamos el tema de la vocación y él me habló de una comunidad llamada Amigonianos, lo que no me interesó para nada en ese momento. Sin embargo, antes de partir, le pedí que me pusiera en contacto con los hermanos de esa comunidad, así que me comunicó con Fr. Isaac Calvo. Tras mi primer encuentro con él, integré el grupo de aspirantes y continué el proceso de reuniones y seguimiento vocacional”, resume Michel su proceso vocacional.

“Del carisma amigoniano, lo que más me impresionó fue el apostolado con los jóvenes y el sentido de acogida misericordiosa el primer momento; ese trabajo con los niños y jóvenes, dándoles una nueva oportunidad en la vida y creyendo en su cambio positivo”, continúa.

20201005Novicios9

Sobre su experiencia en el noviciado, indica que ha sido “un tiempo de discernimiento vocacional, buscando una maduración humana y espiritual”. “A pesar de las naturales dificultades y preocupaciones del proceso de formación, yo no bajé la guardia, y en la vida fraterna encontré el punto clave de equilibrio. Mi paso por el noviciado no lo hice en vano, yo pude crecer en la fe (catequesis a los niños de la zona, encuentro con los chicos de la cárcel) y mi relación personal con Cristo se volvió más íntima y especial, con un corazón abierto en el silencio”, destaca.

Tras sus primeros votos, explica que “quisiera vivir de una manera simple y humilde mis votos religiosos, con mucha sinceridad hacía mí mismo y una gran honestidad hacia Dios y hacia mi comunidad, sin vanaglorias de mi parte, sino en la minoridad franciscana. Eso me permitirá seguir los pasos de mis predecesores (los religiosos), que dieron el buen ejemplo en la acogida, la fraternidad, la simplicidad y el celo apostólico por los niños y jóvenes. Y finalmente, quiero abandonarme a la Divina Providencia en una total perseverancia en este camino al que el Señor me ha llamado, sin que yo lo merezca”.

20201005Novicios10

Para ver el álbum de fotos de Géraud, Thespis y Michel, pinche aquí

 

Más noticias recientes...

Fr. Ange Loboué, ordenado diácono e...
05 Oct 2020

  Fr. Ange Loboué, religioso costamarfileño de nuestra Provincia Luis Amigó, fue ordenado diácono el pasado sp;[ ... ]

Nuevo grupo franciscano en la Parro...
05 Oct 2020

  El domingo 4 de octubre, festividad de San Francisco de Asís, comenzaba su andadura, con mucha ilusión, un e [ ... ]

Alumnos del Colegio Amigó, ganadore...
05 Oct 2020

  Los equipos Voyager_1 y L.A. Curiosity, integrados por alumnos de Secundaria del colegio P. Luis Amigó de Pampl [ ... ]

Géraud, Thespis y Michel, los neopr...
05 Oct 2020

  El pasado 15 de septiembre, con su profesión religiosa en Abomey-Calavi (Benín), es nuevos religiosos ingres [ ... ]

Una “vuelta al cole” segura y anhel...
23 Sep 2020

  Este mes de septiembre hemos vivido, como todos los años, la tradicional “vuelta al cole” en nuestros Coleg [ ... ]

Torrent estrena un himno a la Virge...
23 Sep 2020

  El patio del Colegio Nuestra Señora de Monte-Sión de Torrent (Valencia) acogió el domingo 20 de septiembre la [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1