“Volvieron… llenos de gozo”

 

Sí, también yo he vuelto ya de la “Ruta franciscano-amigoniana 2016” y, lleno de alegría, quiero entonar un himno de alabanza en acción de gracias:

  • A Dios-Padre por lo bueno, grande y misericordioso que ha estado con todos nosotros. “¡Felices los ojos que ven lo que vosotros veis!” Lc.10,23

  • A todos aquellos que han promovido, posibilitado y hecho realidad esta oferta de formación permanente interprovincial, contribuyendo a que nuestra respuesta al Señor se mantenga viva y con el vigor característico de nuestro carisma y misión.

20161111RutaFranciscanoAmigoniana2

  • A los acompañantes que hemos tenido durante todo el “itinerario espiritual”, guiándonos por los lugares significativos de nuestras raíces cristianas, franciscanas, amigonianas. Gracias también a los colaboradores “técnicos y especialistas” que en cada lugar han puesto, con sus explicaciones y anécdotas, la “guinda al pastel”, favoreciendo así la recreación de los valores de nuestro carisma y misión.

  • A todas las comunidades e instituciones por la acogida tan fraternal, amigable, amable y cariñosa que todos sus miembros nos han dispensado y regalado, estando siempre a nuestra disposición, preocupados y ocupados constantemente de hacernos la estancia lo más agradable posible , incluidas están aquí las cocineras, lavanderas y bienhechoras de turno.

  • A “nuestr@s” muchach@s, que son la razón de nuestro ser y hacer amigoniano, porque son la razón de nuestro compromiso, siendo con ellos y para ellos fieles y leales zagales del Buen Pastor. Nos esperaban preparados, se alegraron de nuesta visita, nos acogieron cordial y gustosamente con el saludo del abrazo cantado, se presentaron y nos festejaron; de despedida, algunos de ellos desearon fotografiarse y la bendición, que no pudiéndosela denegar y, sintiéndome un tanto “indigno”, la recibieron de mi humilde persona con imposición de manos sobre la cabeza, a la vez que escuchaban piadosa y devotamente: Que Jesús te bendiga, te guarde de todo mal y te haga muy feliz. Alguno deseó la bendición en alemán. En realidad, todos los encuentros fueron bendiciones para nosotros; ¡nosotros fuimos los agraciados, beneficiados, enriquecidos y bendecidos!, por lo menos, así lo sentí, viví y experimenté yo. ¡Me hicieron crecer en humanidad!, me ayudaron a poner más calidad humana a mi vida.

20161111RutaFranciscanoAmigoniana3

  • A los hermanos de comunidad que tuvieron que “redoblar” su actividad de servicio durante nuestra ausencia.

  • A los hermanos de la Ruta, por hacer conjuntamente el camino, por hacer posible una comunidad itinerante de hermanos que se encuentran, contactan, se relacionan, se comunican; que rezan, oran y meditan conjuntamente; que se alegran, se ilusionan y sueñan; que se comprometen, colaboran y comparten; que se quieren y se aman; una comunidad en camino como lugar de encuentro con Dios, con los demás y, sobre todo, con uno mismo. Nada mejor que recordar aquí las palabras del Hermano Francisco: “...y el Señor me dio Hermanos...”. Fuimos signo y dimos testimonio de comunión congragacional. Que el Señor nos siga bendiciendo. Benditos nosotros que nos sentimos queridos y amados también por Ése al que nosotros queremos seguir como maestro y modelo de Vida en plenitud: a JESÚS Buen Pastor, testimoniando su misericordia y humanidad en favor de los niñ@s y jóvenes en dificultad.

He participado en este encuentro internacional recorriendo lugares muy significativos para mi vida, a la vez que he ido reedescubriendo los fundamentos cristianos, reviviendo los franciscanos, recreando y saboreando los amigonianos y maravillándome de la gran expansión de la obra amigoniana: el ser y hacer con su misión, carisma y apostolado.

20161111RutaFranciscanoAmigoniana4

Durante el camino, me he ido impregnando y empapando del Espíritu de Jesús, del de Francisco, del de Luis Amigó, como también del buen ser y hacer de los seguidores de Luis Amigó, tanto consagrados como seglares.
He disfrutado la belleza de la naturaleza, ¡qué es tanta y tan hermosa!, haciéndome descubrir, sentir, percibir, palpar y ver la presencia de Dios. He saboreado la hermosura de la creación como manifestación de la presencia de Dios-Padre creador y misericordioso, y también he visitado y ponderado curiosidades y monumentos como expresión de la grandeza y capacidad del hombre. ¡Por todo, sea alabado el Señor!

Me siento fortalecido en mi ser de zagal del Buen Pastor; de Jesús, quien me invita a hacer mi vida más humana y, sobre todo, más generosa.

Por Fr. Lucinio García

Más noticias recientes...

Encuentro de Superiores Locales 202...
18 Oct 2021

  El Encuentro de Superiores Locales 2021 ha tenido lugar en la Casa de Espiritualidad Cristo de El Pardo (Madrid) [ ... ]

Generando amor fraterno
13 Oct 2021

  Bajo este lema, la Federación Interfranciscana de Españaa celebrado su XXXV Asamblea General, que ha tenido  [ ... ]

La magia de la educación
05 Oct 2021

  Este será el título de la próxima edición del entro Nacional de Educadores y Educadoras Amigonianos que, [ ... ]

Preparando la Campaña de Solidarida...
24 Sep 2021

  Como cada año, os Colegios Amigó y la Fundación Amigónen en marcha una nueva edición de la Campaña de  [ ... ]

Nuevos cursos de formación específi...
20 Sep 2021

  El próximo viernes 1 de octubre darán comienzo los evos cursos de formación específicadirigidos a todo e [ ... ]

Sylvestre y Descartes, los dos nuev...
15 Sep 2021

  El pasado martes 14 de septiembre, en el momento de la oración comunitaria de la tarde, celebramos la eremonia [ ... ]

Más noticias...

PPIACE

logo amigonianos

FundacionAmigo

125

UA-21863495-1